ÚLTIMAS TENDENCIAS DE CRÉDITO DE CONSUMO: El crédito de consumo continúa su recuperación

La industria del crédito de consumo continúa su senda de recuperación. De acuerdo con el más reciente informe de tendencias del crédito en Colombia que elabora TransUnion (Industry Insigths Report –IIR-), los nuevos créditos aumentaron anualmente en todas las líneas de negocio, con excepción de microcrédito, la deuda promedio por consumidor también creció y mejoraron los índices de calidad de la cartera vencida.

En materia de originaciones o nuevos créditos, el informe del cuarto trimestre de 2018 muestra que el mayor crecimiento anual lo tuvo el segmento de vehículos con un aumento del 13,0%. Con respecto a la deuda promedio por consumidor, el mayor crecimiento anual se observó para la modalidad del préstamo por nómina (10,2%).

“Para muchos productos de crédito, este fue el segundo trimestre consecutivo de aumentos año contra año en las originaciones, luego de varios trimestres de crecimiento negativo, lo que indica que los otorgantes de crédito han comenzado a expandir su oferta de colocación,” resalta Virginia Olivella, Gerente Senior de Investigaciones Económicas de TransUnion Colombia, quien continúa: ““Por ejemplo, las originaciones de tarjetas de crédito, tanto las de franquicia como las de marca privada, al igual que los nuevos créditos de vivienda, registraron incrementos anuales en el tercer trimestre de 2018, luego de haber caído, también año contra año, durante el mismo período del año anterior. Esto apunta a una mejora y una recuperación potencialmente sostenida en el ecosistema de crédito de consumo.”

El informe destaca, además, que el crecimiento fue diferencial tomando en cuenta la modalidad del crédito y el perfil de riesgo de las personas. Por ejemplo, aunque las originaciones de créditos hipotecarios aumentaron 4,8% año contra año en el tercer trimestre de 2018, esta recuperación no se observó para todos los niveles de riesgo del consumidor. Los nuevos créditos a consumidores subprime, el grupo de mayor riesgo según lo mide el score de crédito de TransUnion (*1Clear Score), cayeron en un 67,1% año contra año.

Por el contrario, las tarjetas de crédito con franquicia que se originaron en los segmentos de alto riesgo (subprime y near prime), registraron incrementos anuales del 1,2% y 24,4%, respectivamente, en comparación con las caídas año contra año del 0,4% y el 5,5% observadas para los consumidores de menor riesgo (prime plus y super prime). Las originaciones al segmento de consumidores de riesgo medio, el segmento prime, aumentaron año contra año un 8,8%.

La recuperación del mercado de crédito de consumo en Colombia continúa, pero no de manera uniforme, puntualiza Olivella.  

Olivella resalta: “un aspecto importante también a considerar es que las entidades están originando nuevos créditos de montos más pequeños, como tarjetas de crédito y créditos personales, a consumidores más riesgosos. Esta debería ser una buena noticia para los consumidores que pueden haber tenido dificultades para acceder al crédito en el último año o dos, y podría proporcionar beneficios a la economía en la medida en que estos consumidores adquieren más flexibilidad financiera para gastar y ahorrar.” 

Crecimiento tanto en créditos revolventes como no revolventes 

Al cuarto trimestre de 2018, 8,2 millones de consumidores tenían acceso a una línea de crédito revolvente (una tarjeta de crédito con franquicia o de marca privada o un crédito rotativo). 
De estos consumidores, el 80%, es decir 6,6 millones, utilizaron sus líneas de crédito en el cuarto trimestre de 2018. El saldo promedio por consumidor, entre los que registraron actividad en sus cuentas, fue de 5,1 millones de COP, un aumento anual del 4,0%. 
El número de consumidores colombianos con saldo en créditos no revolventes (crédito de vehículo, crédito de vivienda, crédito de libranza, crédito de libre inversión o crédito de estudiante) fue de 6,0 millones en el cuarto trimestre de 2018, un incremento del 3,8% con respecto al mismo periodo del año anterior. La mayor parte de este crecimiento estuvo impulsado por el crecimiento en el número de consumidores con créditos de vivienda. 

La deuda promedio por consumidor en créditos no revolventes continuó creciendo año contra año en el último trimestre de 2018, aunque a un ritmo. Esta alcanzó los $30 millones en el cuarto trimestre de 2018, luego de haber crecido 6,3% año contra año, lo que se compara con un crecimiento de 7,5% en el cuarto trimestre de 2017. 

Las tasas de morosidad muestran signos positivos 

Las tasas de morosidad grave cayeron año contra año en el cuarto trimestre de 2018 para hipotecas, créditos de libre inversión, tarjetas de crédito de marca privada y libranzas, mientras que los microcréditos se mantuvieron esencialmente sin cambios. Aunque se incrementaron para vehículo y tarjetas de crédito con franquicia, estos incrementos fueron significativamente menores que los observados entre los cuartos trimestres de 2016 y 2017.

Los créditos de vivienda registraron la mayor caída anual en las tasas de morosidad grave por consumidor