GARANTÍAS Y COBERTURAS DE RIESGO, transformando el riesgo en oportunidad crecimiento y sostenibilidad

En 2021 Ciclo de Riesgo SUMMIT

Edición impresa

Compartir en: 
Edicion No. 32

 Las economías ecosistemas de negocio y comunidades, emplean las protecciones derivadas de los productos, soluciones de garantías, seguros y coberturas de riesgo, como instrumentos efectivos para dar estabilidad, continuidad y crecimiento a las diferentes actividades sociales y económicas, las que van desde el acceso al crédito, la dinamización del comercio, el mantenimiento de los sistemas ambientales, hasta dinámicas como el empleo, la salud y la educación; pasando por la canalización del ahorro hacia actividades productivas hasta la potencialización de la inversión de mediano y largo plazo. Es así como, a través de la protección de individuos, unidades productivas, negocios, y grupos colectivos, de las diferentes amenazas y la compensación de los mayores costos, gastos y pérdidas por los riesgo materializados, las coberturas de riesgo en sus diferentes formas, no solo contribuyen a preservar los activos, los patrimonios, y la riqueza, sino que son en sí mismos vehículos de generación de riqueza en una sociedad. Generación de valor que se maximiza en la medida en que se avanza en profundización financiera, acceso, uso y en modelos de actuación más incluyentes.

Al ritmo en que los negocios avanzan hacia entornos sociotecnológicos, y las diferentes comunidades abrazan con mayor celeridad la digitalización, las economías y ecosistemas enfrentan nuevas amenazas. Por su parte, el incremento de la competencia, la fuerte presión de precios y márgenes; la contaminación de la información; y la transformación del consumidor, exigen la reinvención de los postulados que hasta ahora se consideraban exitosos en el mundo de las garantías, seguros y coberturas de riesgo, un sector visto como uno de los más tradicionales del mundo financiero, caracterizado por ofrecer los mismos productos que existen hace más de 20 años.

 

DIGITALIZACIÓN, INMEDIATEZ, AUTOSERVICIO Y PERSONALIZACIÓN

Después de muchos años concentrados solo en el análisis de riesgo, complejos algoritmos de probabilidades y series estadísticas, las compañías de seguros, garantías y coberturas de riesgo comienzan a adoptar disciplinas y conceptos, que antes eran inimaginables en actividades de esta naturaleza. Desde la incorporación de las nuevas tecnologías, plataformas de la economía colaborativa y conceptos tan profundos como la necesidad de retomar el conocimiento del cliente desde una visión antropológica del ser humano, y el uso de herramientas de la psicología conductual, no solo como poderosas herramientas analíticas, sino también como factores clave de éxito para mejorar la experiencia del cliente y mejorar la confianza, la industria de las coberturas de riesgo enfrenta nuevos e importantes desafíos que anteponen la creación de productos, servicios y soluciones personalizadas, a partir de la construcción de experiencias memorables que respondan verdaderamente a las necesidades y riesgos del nuevo consumidor, en medio de dos tendencias que comienzan a ganar fuerza: la inmediatez basada en modelos digitales y de autoservicio y la “hiperpersonalización”, referida a la capacidad de diseñar productos de manera individualizada, para cada segmento de la población, e incluso para cada cliente, usando atributos como la experiencia, el riesgo, la rentabilidad y la información inteligente.

EMPODERAMIENTO DEL CLIENTE

Con la incorporación de plataformas digitales, IoT (internet de las cosas), telemetría, big data, asesores virtuales, machine learning, inteligencia artificial, Blockchain, seguros bajo demanda y esquemas Peer-to-Peer, el sector ha comenzado su transformación, iniciando por procesos transversales como el de distribución y ventas, a partir de la automatización robótica de procesos (RPA) y la automatización inteligente, como herramientas fundamentales para disminuir los costos y optimizar la velocidad del servicio.

Todos saben que no se trata de la digitalización de los procesos, ni de la digitalización de los mismos productos y servicios que se vienen ofreciendo hace más de 20 años. Se trata de nuevos conceptos que inspiran nuevos modelos de negocio. Es claro que la reinvención requiere foco y rapidez, un rediseño del conocimiento y el empoderamiento de las personas y las empresas para que estén en capacidad de diseñar, más que su propio seguro, su propio modelo de protección. Así quedó plasmado en cada una de las intervenciones de los expertos invitados a Insurtech 2019, el evento más importante en América Latina en innovación tecnológica para la industria aseguradora, organizado por Fasecolda, Banca de las Oportunidades y Munich Re.

Ernest Hursh, vicepresidente de Ventas y Mercadeo de Slice (Estados Unidos), compañía presente en el Sudeste Asiático, Europa, Canadá, Estados Unidos, y que está ingresando a Latinoamérica, resalta el desafío que supone el cambio tan radical en los riesgos y las amenazas: “los riesgos van a cambiar radicalmente. El reto de las compañías estará en conectar las cober- turas con las experiencias que las personas tienen en el día a día, de manera que estén en la capacidad de asegurar el riesgo correcto, en el momento adecuado y al precio indicado”. Y añade: "Hay que desarrollar productos que funcionen como si se tratara de prender o apagar un bombillo; es decir, de manera automática, que la cobertura responda a los riesgos que existen cuando una persona está en su casa y los que hay después de que sale de ella, por ejemplo, que se adapten fácilmente".

Desde modelos de fidelización que premian a las personas y empresas por tomar buenas decisiones, hasta esquemas de recompensa personalizados, en la economía del comportamiento, surge una mayor necesidad de información inteligente, que permita rediseñar conceptos y productos y educar al cliente para que aprenda a tomar mejores decisiones sobre sus verdaderas necesidades de aseguramiento y coberturas de riesgo.

MARCO NORMATIVO

Todos los actores de este ecosistema, coinciden en la urgencia de un marco normativo que responda a las nuevas realidades y tendencias globales, tarea en la cual vencer los paradigmas es quizá el primer paso.

Ante el surgimiento de nuevos actores Fintech - Insurtech y la incorporación de nuevos productos de seguro, garantías y coberturas de riesgo, surgen desafíos adicionales en la alineación y unión de esfuerzos para la consolidación de un ecosistema que permita una sana y dinámica competencia con igualdad de reglas de juego para todos los actores, que facilite el acceso a la información para cerrar la brecha y garantizar un mercado financiero más incluyente.

La Superintendencia Financiera es quizá uno de los actores más importantes en este objetivo. Al respecto Jorge Castaño, Superfinanciero resalta tres importantes avances en este sentido: la recién aprobación en el comité de innovación de un proyecto que ya no va a estar estructurado por ramos sino por coberturas; la aprobación de una licencia para una compañía de seguros completamente digital y once innovaciones que se han acercado a la Superintendencia Financiera, relacionadas directamente con la industria de coberturas de riesgo.

LA ERA DE LAS ALIANZAS CON ACTORES INSURTECH–FINTECH

Más allá del diseño de aplicaciones tecnológicas, la industria comienza a entender que se trata de trabajar colaborativamente con los nuevos actores Insur- tech -Fintech, para apropiar la innovación como una oportunidad, que trascienda en la mejora de las condiciones de vida de los clientes, consolidando modelos de negocio de valor compartido que garanticen mayor inclusión, acceso y uso.

Y es que la oportunidad de crecimiento y expansión del negocio de garantías, seguros y coberturas de riesgo es impresionante en Colombia y América latina. Según cifras de Fasecolda, mientras en Norteamérica el consumo de seguros por habitantes es US$4.072, en América Latina cada habitante apenas gasta en promedio US$257.

Según los diferentes observatorios, se estima que existen más de 3.000 starups en insurtech en el mundo, 43% proviene de Norteamérica, 29 % europeas, 19% asiáticas, el 2,5% de Latinoamérica, el 3% de África y 3,5% de Oceanía.

Para Richard James, partner Engagement Manager - Digital Partners de Munich Re compañía de Reino Unido, con más de 140 años de experiencia en seguros y reaseguros, un aspecto de mayor importancia es la habilidad que tengan las compañías para asegurar el mejor socio digital, con capacidad de reunir capital, construir un negocio conjunto que sume el conocimiento y la experiencia de ambos, con foco en la oportunidad y especialmente que permita la generación de nuevos nichos y mercados direccionables, es decir con un enfoque que recompense el éxito.

ES CLAVE ACTUAR CON CELERIDAD

Los expertos invitados por Fasecolda a la exitosa jornada Insurtech 2019, Fabián Fisher, founder & managing director de MassUp, y Sebastián Borda, managing partner de Exponential Insurance Latam resaltaron la necesidad de actuar con celeridad: “en promedio ocho meses tarda una compañía en diseñar un producto de forma convencional, lo cual pone una carga bastante pesada si se llega a fra- casar; la tecnología, por el contario, permite ajustar los productos o servicios en tiempo real, aprove- chando el potencial de crecimiento y ofreciendo productos relevantes a segmentos de clientes, con un costo operativo muy bajo”.

El experto Robert Rudy, partner de Oliver Wyman de Estados Unidos, identifica tres barreras típicas de las organizaciones hacia la digitalización: la primera está relacionada con la alta complejidad y los gastos de contratación de múltiples sistemas de administración de pólizas anticuadas; la segunda tiene que ver la dificultad para documentar los procesos de valoración, los cuales son complejos y rígidos; en tercer lugar, el modelo tradicional B2B2C, de agente de ventas y corredor, que ha resultado en una inversión insuficiente y en una menor prioridad para la innovación de la experiencia del cliente.

BLOCKCHAIN: UNA POTENTE HERRAMIENTA

Magdalena Ramada, Insurtech innovation leader para Europa, Medio Oriente y África, de Willis Towers Watson ICT resalta los conceptos claves en la tecnología BlockChain: el primero personalización, es decir que se adapte a las necesidades de cada persona; auto soberanía de los datos, es decir, la propia autodeterminación sobre como se utilizan; y por último confianza por parte de los clientes. La experta insiste en la necesidad de que las compañías desarrollen coberturas de riesgo que "tengan la capacidad de conectarse a datos, en tiempo real, con 'hipogranularidad', al mínimo detalle en esa información, para adaptarse a cobertura y precio; de esta manera, realmente responderán de manera individual a los riesgos de una empresa o de un individuo: son soluciones de cuarta generación".

Entre los usos del Blockchain en el mundo de las garantías los seguros y las coberturas de riesgo son las más comunes, la sincronización y la automatización de bases de datos; la generación de infraestructura para desarrollar analítica; y la autonomía en la identificación del riesgo, trayendo múltiples beneficios, como la eficiencia, la transparencia, la desintermediación y, en un futuro, la creación de plataformas autónomas de 'mutualización' de riesgos a través de contratos 'inteligentes'. Sin embargo la experta animó en ir más allá, considerando el Blockchain como una innovación sociológica: “el Blockchain es clave en áreas donde precisamos un nuevo paradigma de gobernanza de un ecosistema, donde la gente que no se conoce, pero tiene conflictos de interés, pueda hacer transacciones de valor sin que nadie se ocupe de regular la red”.