Colombianos compraron más con tarjeta de crédito en febrero

Compartir en: 
Portada Raddar Reporte Febrero 2021

Según informe de Raddar, firma especializada en investigaciones del consumidor, el gasto de los hogares colombianos en febrero de 2021, fue de $66,3 billones de pesos, con un crecimiento de 2,86% frente al mismo mes del año pasado, que en términos reales fue de 1,27%. 

Llama la atención que la colocación crediticia en los hogares por parte de sector financiero en tarjetas de crédito, consumo e hipotecarios creció 0,8% en febrero de 2021 frente al mismo mes del año pasado, siendo el primer crecimiento anual desde marzo de 2020; el valor de las transacciones con tarjetas de crédito creció un 7,4% frente al mismo mes del año pasado. Lo que puede observarse en la siguiente gráfico de la firma:

Febrero de 2021, tuvo un crecimiento atípico, debido a los aislamientos de enero y pese a tener un día calendario menos que el mes pasado, pero con la misma cantidad de días hábiles y festivos, que se reparten en todo el año, donde es importante estar pendiente de los meses que pierden o ganan días, porque esto afecta el ingreso de los hogares que ganan diario y la cantidad de producción de algunas empresas, como lo señala Raddar.

Si bien el gasto de los hogares en bienes y servicios, nuevos y usados, continúa creciente frente al año pasado, las compras de los hogares en el comercio siguen decreciendo, con importantes desaceleraciones en todos los canales.

Sólo el gasto en servicios continua en terreno negativo por el menor gasto en entretenimiento y en comidas por fuera del hogar; mientras que, por primera vez, las canastas de salud y gastos varios, que fueron las más dinámicas en 2020, reportaron decrecimientos.

Pasados los aislamientos, entre diciembre de 2020 y febrero de 2021, se ve un cambio de tendencia en la dinámica del gasto de los hogares, donde los canales se frenan, por menores crecimiento en alimentos, salud y gastos varios.

En esta gráfica se puede apreciar como la composición del gasto de los hogares, se vio afectado durante las fases de aislamiento, dándole mayor peso a los alimentos, hogar y gastos varios; más, esta tendencia se ha revertido en los últimos meses con las aperturas y reactivación, mostrando que es posible que el bolsillo de los hogares, no tenga grandes cambios, en su composición.

Alimentos, Salud y Transporte y comunicaciones, logran recuperar su peso en el bolsillo, el resto ceden el espacio.

Como señala Raddar en su reporte sobre el mes de febrero: la calidad del crecimiento anuales del gasto se puede pensar en 4 grupos, para identificar cuáles de ellos crecen por cantidades compradas y cuáles por un efecto precio, comparado contra el crecimiento promedio del mercado. Lo que deja a Alimentos y Gastos varios con un crecimiento muy sano de precios y volumen, y entretenimiento y moda, sin lograr una buena dinámica pese a tener freno en sus precios.

El crecimiento del gasto por ciudades continua siendo diverso; 8 ciudades crecen por encima del promedio y el resto del país y 6 ciudades más crecen menos, incluida Medellín en este último grupo, sin embargo, ninguna ciudad decrece. Si el gasto de los hogares continua con su crecimiento mensual promedio de los últimos 10 años, para un crecimiento anual de 4,5% real, se hace evidente que desde marzo se observará un comportamiento de crecimientos muy altos, pero se debe las caídas del año pasado.

Haciendo un ejercicio de proyección, desde lo que se sabede los PIB por departamentos, que publicó el DANE, Raddar estima lo que podría pasar en la cuenta del consumo de los hogares en cada departamento y lo ajusta a población, con el fin de visibilizar cuándo se recuperarían las dinámicas de consumo de las personas en la compra de bienes y servicios nuevos, y se puede apreciar que hasta 2023, podríamos estar viendo la recuperación del consumo de hogares por persona, según los datos de DANE y no los datos de RADDAR. Este es el resultado: